Skip navigation.
Home
 

¿"Tú, robot"? Ya lo había notado

Imagen de Un Mono

Tuve una discusión muy fuerte con un amigo sobre un tema friki, el otro día. El tema era que, según yo, la resemblanza humana en una criatura (y eso incluye robots) aumentaba con la adición de algunos rasgos humanos, hasta un punto en que que el parecido llegaba a ser tal que comenzaba a dar miedo o, al menos, producir rechazo.

Mi amigo, firme con negar sin buenos argumentos.

Mi ejemplo era de encuesta: ¿qué da más miedo, Samara Morgan o un alien?

No contaba con el miedo que a mi amigo le producen los aliens.

¿Me explico?.

Sí, mejor me explico.

Yo recordaba haber leído una frase al respecto, en algún medio friki sobre Megaman. Servía de manera directa para explicar la existencia de tanto robot de forma animal antropomorfa que aparece en los juegos de esa saga, como Grizzly Slash o Armored Armadillo. Decía allí que hacer robots demasiado parecidos a los humanos ponía incómoda a cierta parte de la población.

Ríanse, búrlense y luego pregunten a su alrededor quiénes piensan que los gatos son desagradables porque "tienen una mirada malintencionada". Les sorprenderá el resultado.

Esto lo conversé alguna vez con Colors, pero hablando sobre prótesis. Digan lo que quieran, me da cierta repugnancia darle la mano a alguien con prótesis. Si alguien recuerda la película "Happy Gilmore" sabrá de lo que hablo.

Otro material: las mujeres suelen usar los gatos como animal de compañía porque la proporción y forma de sus ojos (y su comportamiento hogareño después de siglos de selección natural) recuerda a las de un bebé. Fíjense en monos "tiernos" como "Hello, Kitty" o Pikachu.

Este rechazo a lo que dista ligeramente de lo humano (movimientos antinaturales como los de Samara Morgan, piel putrefacta como la de los zombies, prótesis de escasa calidad artística, etcétera) yo lo asociaba a una adaptación evolutiva: evitar al animal enfermo.

"Aléjate del tipo del sarpullido supurante", debe haber gritado más de un anciano chamán a los jóvenes antes de su rito de iniciación. Adivinen cuáles de ellos pudieron aparearse y tener descendencia.

Al revés, descubrir un rasgo ligeramente humano, simétrico y de aspecto no dañino en un animal producía empatización.

Resulta que encontré el enunciado que había leído. De Masahiro Mori, la teoría del Uncanny Valley.

Les dejo un video de uno de los robots más avanzados en lo que a semblanza humana se refiere. Digan lo que digan, me baja lo Animatrix brígidamente (¿recuerdan lo de la discriminación hacia los robots?). No quiero androides copia, quiero Reploids.