Skip navigation.
Home
 

¡Estos Japoneses Están Majaretas!

Imagen de Colors

¿Y si posteo esto en Sushi Knights?... buuh, no puedo.

Últimamente estoy escuchando mucho el OST de un videojuego muy interesante. Otra de las ideas locas de estos japoneses. No he tenido la oportunidad de jugar todavía, pero uno de los Sushi Knights (Nico) me mostró el otro día videos de esta interesante idea. Antes de hablarles del videojuego en cuestión, quiero comentar que cada vez me sorprenden más los japoneses. Una sociedad tan empaquetada de repente, llena de tradicionalismo, seriedad, estrés al máximo, etc.

En Japón cuando las cosas salen mal en los estudios o el trabajo pasan cosas feas. De repente me llegan comentarios de gerentes que fracasaron logrando que sus empresas se fueran a pique y han cometido suicidio. Y es que es una sociedad llena de competitividad, donde todo tiene que funcionar como reloj. Obviamente que hay reacciones igual de especiales que podemos ver en los japos con los pelos pintados y todo eso, pero estaba pensando en el tema de los creadores de videojuegos. Porque hay que decir que Japón no es potencia en este tema porque sí. Yo creo que se debe a que quienes tienen la genialidad y habilidad para desarrollar, piensan en las mejores maneras de acabar con el estrés (el que la hace, la deshace).

Warning: artículo freakie

El video juego que me llamó la atención se llama “Osu! Tatakae! Ouendan!"?, y se trata de un grupo de tres pasteles porristas, pero a lo estudiante japonés, como en los Supercampeones cuando salía la barra con uniforme escolar con cintillos gritando “¡Vamos, Oliver!"? haciendo movimientos duros con los brazos (recuerdan tanto a los Power Rangers que da miedo). La idea es que uno tiene que seguir con el timing adecuado una combinación de botones del control para así lograr que la persona a la que animas pueda lograr su objetivo. Buen ejemplo (y bien pelado del cable por lo demás) es un candidato (de algo) dando un discurso a un público. Si lo animas bien durante lo que dura la canción que te ponen de fondo, este conseguirá más seguidores, por ende más votos, por lo tanto Stage Cleared. También hay un viejito haciendo esculturas. Si lo animas muy bien le quedan de maravilla. Las escenas son muy cómicas y de repente es como leer un manga en colores. No solo es pelada del cable la idea, sino que muy divertida.

El otro ejemplo que me viene inmediatamente a la cabeza es “Katamari Damacy"? (el cual sí he tenido la oportunidad de jugar). Para los que no tienen la suerte de cacharlo, tiene por historia que el padre de tu personaje –“El rey de Todos Los Cosmos"?-, el cual es de un tamaño desproporcionadamente grande, en una borrachera acaba con todas las estrellas existentes en el Universo. Como es muy noble, te pone a ti en la tarea de recuperarlas de vuelta al cielo. Para conseguirlo te manda a La Tierra (“Ese planeta… tan lleno de cosas"?) a recolectar grandes bolas de objetos (katamaris), las cuales luego serán elevadas al cosmos y encendidas para reemplazar a los astros. La mecánica se puede ejemplificar pensando en el efecto “bola de nieve"?. Tu personaje –“El Príncipe de Todos Los Cosmos"?-, el cual posee un tamaño desproporcionadamente pequeño (un centímetro yo calculo), posee una pequeña bola, la cual deberá rodar y rodar a lo largo de las etapas recolectando todo con lo que vaya arrasando. Tu katamari crece poco a poco y tienes que hacerlo llegar al tamaño que la escena te exija antes de que se acabe el tiempo. No puedes tomar cosas mucho más grandes que tu katamari (si tratas, chocas con ellas), así que es de a poco que va creciendo y creciendo. Imagínense que la primera escena es en algo así como una habitación llena de chinches, lápices, insectos, revistas, libros, etc. y tienes que llegar a los 5 centímetros. A lo largo del juego vas tomando cosas cada vez más grandes o especiales. La sensación de ir haciendo rodar esa bola a través del espacio es TAN enviciante como nunca imaginarían si no lo juegan. Yo me he pegado hasta la hora del queso haciendo crecer mi katamari (si no me creen, pregúntenle a The Bartender). Para cerrar la perfección de este juego, la música es espectacular (hay una anécdota muy buena sobre como fue creado el OST), muy alegre, muy feliz y muy buena además.

Juegos así de simpáticos me hacen pensar que estos japos están absolutamente locos, y de más que muchos pensamos así, pero yo los estimo y respeto demasiado. Los juegos anteriormente mencionados son dos pequeños reflejos de cómo la genialidad puede convertirse en los mejores antiestrés. Todo mi apoyo para ellos, y que sigan sorprendiéndonos con sus ideas raras. Yo apenas alcanzo a rescatar un poco de lo antiestresante de estos juegos, ya que escucho harto los OSTs de estos dos juegazos. Japoneses rayados.

- The almost Always Light, Colors

Si a alguien le interesa buscar los OSTs de estas joyas, enlisto los nombres aquí abajo:

  • Katamari Damacy: Katamari Fortissimo Damacy.
  • We Love Katamari (o Minna Daisuki Ga Katamari Damacy en su versión original): We Love Katamari Original Soundtrack o Minna Daisuki Ga Katamari Damacy Original Soundtrack (no encontré nombres más interesantes).
  • Osu! Tatakae! Ouendan!: Osu! Tatakae! Ouendan! Original Songs!